Debate entre Scioli y Macri, de cara a la segunda vuelta en Argentina

0
232
Arrancó en Argentina la campaña para la segunda ronda electoral en la que contenderán Daniel Scioli, del Frente para la Victoria y Mauricio Macri, de la alianza Cambiemos, que ayer convocaron a otras fuerzas políticas a unirse a sus respectivos proyectos. De acuerdo con el conteo, en primera vuelta el oficialista obtuvo 36.86% de votos por 34.33 del derechista.Foto Xinhua

Ambos aspirantes a la presidencia buscan los votos de Massa, tercer lugar en la elección

Debate entre Scioli y Macri, de cara a la segunda vuelta en Argentina

El FpV gobernará en la mayoría de las provincias del país, pero no en las más grandes

En el Senado el oficialismo conserva mayoría, pero la pierde en la Cámara de Diputados

La Jornada

Con celeridad asombrosa, la campaña para la segunda vuelta en la elección presidencial, que se realizará el próximo 22 de noviembre, comenzó hoy, cuando los candidatos Daniel Scioli, del gobernante Frente para la Victoria (FvP), el más votado a nivel nacional con 36.86 por ciento de votos, y Mauricio Macri, de la derechista alianza Cambiemos, que obtuvo 34.33, se comprometieron a llevar a cabo un debate y llamaron a las otras fuerzas políticas a acompañarlos.

Hoy comienza una nueva elección, la discusión de fondo está de cara al futuro, dijo Scioli esta mañana, y recordó la segunda vuelta que ganó a principios de año la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, frente a un espacio de derecha. No hay dos sin tres, ganamos las PASO, ganamos ayer y vamos a ganar en noviembre, sostuvo Scioli.

También propuso a Mauricio Macri realizar un debate de cara a la segunda vuelta, y remarcó que el 22 de noviembre no se definirá sólo una confrontación entre el FpV y Cambiemos, sino entre dos modelos de país distintos; exhortó a los argentinos que comparten la idea de que el Estado debe tener un papel social activo a acompañarlo para nodejar todo librado al mercado y a las políticas del endeudamiento. Scioli confió en los votantes de Sergio Massa, del Frente Renovador, que quedó en tercer lugar con 21.34 por ciento de los votos, así como en Margarita Stolbizer, de Progresistas, con poco más de 2 por ciento, y Adolfo Rodríguez Saá, quien no llegó a 2 por ciento, porque –señaló– estánmucho más cerca de nuestras ideas que de las de Macri.

A su vez Macri se refirió a que existe desde ayer un cambio trascendente y absoluto en la política argentina. Es el comienzo de una nueva etapa que significa una gran responsabilidad para todos nosotros.

El candidato de Cambiemos pidió a los que no votaron por él en la primera vuelta que lo apoyen en la segunda, y también convocó al electorado de Massa porque piensan lo mismo que nosotros y quieren un cambio.

Horas después de que Scioli declaró ya le había anticipado a Macri que si había segunda ronda era importante ir a un debate, el aspirante derechista respondió: bienvenido, no hay ningún problema.

Aún no se define en qué fecha se celebrará el debate, aunque ya hay una convocatoria tentativa para el 15 de noviembre.

Es importante analizar cómo quedó el mapa electoral, después de la inesperada situación que derivó del triunfo de Cambiemos en la provincia de Buenos Aires, precisamente gobernada por Scioli y bastión del peronismo, donde triunfó por primera vez una mujer: María Eugenia Vidal, ex vicejefa del gobierno de Macri en el gobierno de la ciudad de Buenos Aires.

El nuevo mapa diseñado por las cifras de la votación de ayer determina que en la ciudad de Buenos Aires –donde no ha podido ganar el peronismo hasta ahora– Cambiemos se impuso con 50.55 por ciento de votos sobre 24.9 por ciento del FvP. En la provincia de Buenos Aires –la más grande e importante electoralmente– el FvP logró 37.13 por ciento de los votos y Cambiemos alcanzó 32.92 por ciento. Esta es una alianza en la que participa la Unión Cívica Radical (UCR), el segundo partido después del peronismo que tiene inserción nacional y por lo tanto es clave para Macri, de Propuesta Republicana (PRO), cuya única mayor fortaleza está en esta capital.

De las 11 provincias donde se eligió gobernador, en seis ganó el FpV; entre ellas hay que destacar Santa Cruz, en el extremo sur del país, donde Alicia Kirchner, hermana del ex presidente Néstor Kirchner, ganó con más de 50 por ciento de votos. Allí también resultó electo diputado nacional Máximo Kirchner, del FpV, hijo de la presidenta Cristina Fernández y dirigente de La Cámpora. Otras tres provincias fueron ganadas por fuerzas peronistas, algunas más disidentes que otras del peronismo gubernamental.

Con esto el FpV gobernará en la mayoría de las provincias del país, pero no en las grandes como Córdoba, Mendoza y Santa Fe. Se verá qué recuperación puede darse en la provincia de Buenos Aires, que acumula 37 por ciento del padrón nacional, donde existe mayoría peronista.

Máximo Kirchner comparó hoy el proyecto político de la alianza Cambiemos y el del FvP, Lo que más nos define son las políticas públicas que aplicó este proyecto desde el 25 de mayo de 2003 en adelante, dijo, y opinó que Mauricio Macri “terminó dando cierto reconocimiento (a esas medidas) por una cuestión eventual y electoral. Creo que por ahí algún distraído puede haber creído en eso, pero nada bueno anida en Macri ni para Santa Cruz, ni para Argentina (…) Tenemos muy claro quién es Mauricio Macri, y eso nos define”. Añadió que el gran problema que se puede avecinar en Argentina, en caso de ganar Macri, es que le debe todo a los dueños de los medios y del poder económico. Va a gobernar para los que le pusieron el banquito, porque si no, le van a sacar el banquito, dijo en entrevista con la agencia Paco Urondo (Apu).

La Apu analizó que en estas elecciones ocurrió un importante cambio en el conurbado bonaerense, donde permanecían intendentes que parecían inamovibles, recordando quela Cámpora venció en Moreno, Malvinas Argentinas y Mercedes, y perdió en Lanús y San Vicente. En Merlo y en Brown ganaron candidatos apoyados por esa fuerza política. El caso de Merlo es relevante: Gustavo Menéndez remplazará a Raúl Othacehé, intendente desde 1991, señala la Apu.

Cambiemos ganó 64 intendencias en la provincia de Buenos Aires, el FpV 57, entre ellas las más importantes del conurbado y UNA, la tercera fuerza, ganó diez.

Por otra parte, el FpV mantiene 98 bancas más 15 de sus aliados en la Cámara de Diputados, y sigue siendo primera minoría, aunque ya no tendrá quórum y es mayoría en el Senado. Asimismo, suma mayoría de 26 diputados de capital y de las regiones de los 43 que irán al Parlasur. Mientras el oficialismo analiza las causas de la situación política, también evalúa una abierta posibilidad de negociar y unir fuerzas cercanas y hasta independientes para la segunda vuelta. La mayoría de analistas mencionan el efecto que han tenido sobre estos resultados las corporaciones mediáticas de gran poder en el país, y sin duda, la mano externa.

http://bit.ly/1O4S3Vv

Comments

comments

No hay comentarios