En 2015, pago de deuda externa más alto en 18 años: CEESP

0
306

México, DF. (La Jornada).- Por intereses de la deuda externa México pagó el equivalente al 1.9 por ciento del producto interno bruto (PIB) entre enero y septiembre del año pasado, lo que representa la proporción más alta para el mismo periodo de los últimos 18 años.

El gasto neto al respecto ascendió a 16 mil 314 millones de dólares, “el mayor monto para el mismo lapso en la serie que publica el Banco de México desde 1995”, advirtió el Centro de Estudios del Sector Privado (CEESP).

El organismo insistió una vez más en que “es importante estar atentos a los niveles de endeudamiento público”, así como al déficit que han alcanzado las cuentas externas del país.

“Es evidente que ante fuentes de recursos internos débiles, la solución ha sido un mayor déficit de las finanzas públicas en los años recientes, lo que ha propiciado un aumento en la deuda pública interna y externa, lo que en ambos casos se refleja en el aumento del pago de intereses al exterior”, indicó.

Sobre la cuenta corriente, el CEESP refirió que hasta el tercer trimestre del año pasado registró un déficit equivalente al 2.9 por ciento del PIB, el porcentaje más alto para el mismo periodo desde 1988, es decir en los últimos 27 años, e incluso pronosticó que rebase el 3 por ciento en todo 2015.

“Si bien el origen de este comportamiento se atribuye principalmente al deterioro de la balanza de bienes y servicios como consecuencia de la caída del precio del petróleo y un mayor debilitamiento de la actividad exportadora ante una demanda mundial menor, es importante señalar que en el rubro de renta también mantiene esta proporción elevada”, y de dicho rubro destacó el incremento en el pago de intereses.

Elogia decisión del BdeM de extender subastas de dólares

El organismo empresarial, dependiente del cupular Consejo Coordinador Empresarial (CCE), elogió la decisión de la Comisión de Cambios de extender las subastas de dólares hasta el 31 de marzo por un monto mínimo de 200 millones de dólares diarios, tanto para las ordinarias como las suplementarias.

Sentenció que la devaluación del peso frente al dólar no obedece a desequilibrios económicos internos sino a factores externos y aseveró que el país ha ganado competitividad.

La depreciación del tipo de cambio, dijo, “no ha tenido un impacto relevante en los precios al consumidor”.

No obstante, recomendó que el Banco de México permanezca “atento” para cumplir con su mandato de mantener el poder adquisitivo de la moneda nacional “como exitosamente lo ha venido haciendo”.

Al analizar la decisión de la Reserva Federal (Fed) de los Estados Unidos de mantener sin cambio sus tasas de interés, el CEESP consideró que el Banco de México (BdM) tampoco debe modificar su política cambiaria para “evitar posibles distorsiones que afecten negativamente la economía mexicana, sobre todo en un entorno en el que los mercados internacionales siguen mostrando elevados niveles de volatilidad”.

Consideró que la decisión de la Fed no anticipa un deterioro de la economía sino que el crecimiento esperado por Estados Unidos se diferirá unos meses porque, recalcó, su mercado laboral mejora y la inflación va por el camino correcto para alcanzar un 2 por ciento en el mediano plazo, aunque la producción industrial y el consumo muestran un entorno débil y persiste la preocupación por el entorno mundial.

Comments

comments

No hay comentarios