Efecto Trump

0
175

¡Despierta México!

Por Greg Sánchez

Facebook/Twitter GregSanchezM

Trump Ganó  y ahora ¿Qué haremos los mexicanos? Platón decía que “El precio de ignorar la política es el de ser gobernado por los peores hombres”.

“Resilencia” e “Independencia” son las primeras palabras en las que pienso después del reciente acontecimiento de gran importancia global: las elecciones presidenciales de EUA 2016. La resilencia es un término usado en psicología para definir la capacidad humana para hacer frente y adaptarse a las adversidades, haciendo de estas, algo positivo. Independencia, según la definición de la Real Academia Española, es la libertad de un estado que no es tributario ni depende de otro; es entereza y firmeza de carácter.

Lo ocurrido en estas elecciones presidenciales repercuten al mundo, pues los EEUU son la nación más poderosa de la tierra; también nos afectan directamente a nosotros, porque al día de hoy, somos completamente dependientes de su política, de su economía y hasta de su cultura, esto es una realidad: México está perdiendo su propia identidad. ¡Despierta México! ¡Nuestro destino como nación NO depende de Trump!

No nos dejemos llevar por el enojo y la tristeza que ha causado esta noticia alrededor del mundo; Trump se ha creado fama de racista, misógino,  violento e intolerante. Ahora, objetivamente, cuáles serían algunas de las ventajas de estos acontecimientos para nuestro país:

  1. Si Trump cumple con su promesa de cerrar el paso de las fronteras y deportar inmigrantes ilegales, esto nos obliga a buscar alternativas para cambiar un sistema económico/laboral que no orille a nuestros paisanos a buscar una mejor vida del otro lado de la frontera: ¡Nosotros podemos forjar un mejor futuro para México!
  2. Los inmigrantes ilegales que trabajan en EUA no siempre encuentran una mejor vida, muchas veces para buscar una vida digna para ellos y sus familias, se encuentran con pésimas condiciones laborales de cuasi-esclavitud.
  3. Además de buscar alternativas económicas, el cierre de las fronteras tendría impacto en la delincuencia organizada ya que América Latina representa la producción y tráfico de una gran cantidad de drogas que tienen destino en Estados Unidos, por ser ellos los mayores consumidores del mundo. Si las fronteras tienen un verdadero control, este problema se vería reducido.

En caso de que el Congreso apoye a Trump en su propuesta de cancelación del Tratado de Libre Comercio, ellos serían los grandes perjudicados, ya que los mexicanos importamos de EEUU el 50% del maíz que consumimos, el 30% de la leche en polvo, carne de cerdo y pollo. México, como consumidor de granos, es el mayor mercado para los estadounidenses. Las grandes empresas norteamericanas se instalan en México, ya que en su país la fuerza laboral es más cara, con el salario de un trabajador allá, aquí le pagan a 5 obreros; convirtiéndonos así en los maquiladores de sus productos, creándose  una dependencia entre ambos países, nosotros les fabricamos la mayoría de las pantallas planas, electrónica y autos, entre otros.

La aparente amenaza de Donald Trump, es en realidad una gran oportunidad para reconstruirnos como sociedad; es el momento de tener una identidad y un verdadero nacionalismo mexicano cuya base sean nuestro valores, nuestra historia, tradiciones y sueños. Es momento de construir nuestro propio futuro. Unidos, podemos construir una nación sólida, independiente, abundante, porque tenemos el potencial, los recursos y somos un pueblo trabajador, con hambre de justicia. Es momento de dejar de imitar al gigante vecino y adoptar nuestra propia cultura e identidad mexicana y así participar activamente en la política de nuestro país, eligiendo sabiamente a nuestros gobernantes y exigiéndoles resultados que combatan la corrupción e impunidad, para tener un verdadero Estado de Derecho. ¡Este es nuesto momento! ¡DESPIERTA MÉXICO!

Es ahora, cuando debemos de exacerbar nuestra mexicanidad y desarrollar nuestra economía interna consumiendo bienes y servicios mexicanos en todos los apectos y aréas de nuestra vida; por ejemplo, elijamos nuestros bancos en lugar de usar tarjetas de crédito o débito de bancos extranjeros. Aumentemos el turismo nacional, optando por hoteles de cadenas mexicanas. Recuperemos las costumbres de nuestros ancestros comprando en nuestros mercados tradicionales, en lugar de los grandes almacenes extranjeros. Y que decir de nuestra industria textil, que goza de calidad internacional, pues son momentos de vestirnos de México. Tengamos presente algo muy importante: cada vez que elegimos productos importados por encima de los nacionales, somos nosotros mismos los que devaluamos nuestra moneda y aumentamos la inflación. ¡Hagamos que el dinero de México, se quede en México!

Generemos el Efecto Trump que más beneficie a nuestro pais: Un México unido con una economía fortalecida. Recuperemos el patriotismo de hombres como Cuautemoc; digamos como Guerrero LA PATRIA ES PRIMERO.

Como dijo el gran Benemérito de las Américas Don Benito Juarez: “La palabra convence, pero el ejemplo arrastra”.  

Hasta pronto

Greg Sánchez

 

Comments

comments

No hay comentarios