‘Tampones’ de marihuana para calmar dolores menstruales

0
160
  • Un laboratorio estadounidense ha creado unas cápsulas con dos compuestos del cannabis para aliviar las molestias en la región pélvica.

Después de haber probado mil tipos de pastillas para aliviar el dolor en esos días del mes, de las bolsas de agua caliente, de todo tipo de remedios caseros… ¿Qué pensarías si te dijesen que han creado una especie de tampón de marihuana que puede hacer desaparecer esas molestias menstruales?

La idea fue impulsada por Foria, un laboratorio de California (Estados Unidos) que estudia “los complejos poderes del cannabis para crear afrodisíacos terapéuticos y productos curativos”. El artículo que han sacado al mercado se llama Foria Relief Suppositories. No son exactamente tampones porque no tienen la utilidad de éstos, más bien son supositorios vaginales que relajan los músculos y ayuda a aliviar los dolores pélvicos producidos por la menstruación, según asegura la compañía.

Estos supositorios están compuestos por manteca de cacao, cannabidiol y tetrahidrocannabinol, dos de los compuestos clave que posee la marihuana. La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos no ha confirmado la eficacia de estos productos, pero la empresa Foria cuenta dos tiendas en California y Colorado, donde el uso medicinal de la marihuana está aprobado. Además, las residentes de estos dos estados son las únicas afortunadas que pueden comparlos online a través de la página web de la empresa.

El uso medicinal del cannabis es algo popularmente conocido. Se dice que disminuyen los dolores ocasionados por las migrañas, estimula el apetito y facilita el aumento de peso, combate la ansiedad y la depresión… También, un estudio de 1928 concluyó que la marihuana puede contribuir a mejorar los dolores del parto.

División de opiniones a la hora de probarlos

10 de cada 20 chicasaseguran que utilizarían estos comprimidos para aliviar sus dolores siempre y cuando no tengan contraindicaciones a largo plazo. “Me tomo varias pastillas cuando me tengo la menstruación. Seguro que el cannabis es más natural que lo que me tomo”, argumenta Irene, de 21 años. Las que se niegan a probarlo alegan que el comprimido va directo a la sangre y que no tienen molestias tan fuertes como para exponerse a los compuestos de esta droga.

Las redes sociales también se han hecho eco de este experimento con el humor que les caracteriza. (El Mundo Es).

Comments

comments

No hay comentarios